Tironi recurre a las cartas más insólitas para repuntar la decaída carrera presidencial de Lagos

0
321

“El verdadero adversario de la Nueva Mayoría fue la Concertación, no la derecha”, dijo en diciembre Eugenio Tironi mientras presentaba su último libro: “¿Por qué no me creen?: de ‘en la medida de los posible’ a la ‘retroexcavadora'” en Radio Zero.

Agregando que “lo que se combate es a Ricardo Lagos, no a Sebastián Piñera”.

Y es que el empresario y asesor se puso en campaña para defender a la transición, a la Concertación y a Lagos.

En su último análisis, hecho al vespertino La Segunda, Tironi asegura que dentro de los grandes temas que marcarán la carrera presidencial está “la rabia hacia la élite y las ganas de cobrarle cuentas” a quienes “ya tuvieron poder”.

Es decir, a “Lagos y Piñera”

Respecto al senador independiente Alejandro Guillier, indica que representara un “liderazgo femenino. Es una persona correcta, que ha hecho bien las cosas que tiene que hacer, con empatía, que es poroso, capaz de captar a la gente, con inteligencia emocional, un tipo de liderazgo bastante femenino. La pregunta es si la sociedad chilena quiere ahora ese liderazgo, o uno más viril, más duro, más erecto, un poco más mesiánico y paternal, que es lo que encarnan Lagos y Piñera”.

Liderazgos que a su juicio encarnan uno “más paternal”.

“Tanto Guillier como Manuel José Ossandón representan populismos blandos. No el populismo que hace grandes promesas, que llama a cambiar de raíz el sistema. Es un populismo blando, que tiene cierta indefinición, sin un basamento ideológico que lo haga predecible. Que no cuenta con equipos a través de los cuales uno pueda saber lo que piensa. Son personajes relativamente vacíos, a los que los ciudadanos llenan de contenido”, arremetió el columnista.

“Si en TV tienes un animador que dice lo que piensa, que desafía y plantea cosas duras a los telespectadores, no tiene ningún destino. Tiene que ser ubicuo, un poco resbaloso e indefinido; eso le permite reflejar el deseo de una masa muy heterogénea. Pero si a Guillier se le aparece marzo, la economía, el crecimiento, puede ser que se le vuelva más turbio el clima. Veremos si pesa más el factor economía o el factor ‘antiélite’, acotó.

De igual forma, recalcó: “A lo mejor Guillier está creciendo porque está Lagos. Lo que hace crecer a Guillier es el contraste con Lagos, y los líos que tiene Piñera. Lagos podría decir perfectamente que la emergencia de Guillier es obra suya. Si termina en eso, quizás no fue mala la faena. Para él lo importante es estar en el juego”.

Una vez más defiende a Lagos, al señalar que las dificultades que ha tenido Lagos para concitar el apoyo del PS, se debe a que “los parlamentarios buscan al candidato presidencial que les asegure su reelección. El PS está dominado por ellos y además por lotes; concordar un candidato es tan difícil como la paz en Afganistán”.

“Si Lagos consigue ser el candidato único del PS y el PPD a las primarias, demostrará que su liderazgo está plenamente vigente, y con eso se acerca la posibilidad de que la DC también lo haga. Su competencia con Guillier sería mucho más equilibrada. Pero si el PS le da la espalda, Lagos va a ir a la primaria de todas maneras. Aunque sea sólo con el apoyo del PPD”, concluyó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí