Los escándalos por colusión NO paran, ahora son los pañales: CMPC se colude con Kimberly Clark

0
445

Luego de haberse conocido hace más de un año la colusión entre CMPC (empresa de Eliodoro Matte) y SCA para establecer precios en el papel confort, ahora salta a la palestra una nueva complicidad entre la misma Papelera y la multinacional Kimberly Clark, pero ahora para fijar los valores de los pañales.

Así lo establece una información de La Tercera, que tuvo acceso a un documento de delación compensada que la propia CMPC hizo a la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en el que se revela la existencia  entre Tissue (CMPC Tissue) y Kimberly Clarkacuerdos de alzas de precios, intercambios de información de alzas de precios, coordinación en la participación en actividades promocionales y acuerdos de posicionamientos relativos de precios que habrían afectado al negocio tissue y que se habrían alcanzado en relación con acuerdos que afectaron al negocio sanitario”.

El informe, elaborado por el fiscal de CMPC, Rafael Cox, señala que tales acuerdos “se habrían alcanzado principalmente en relación a pañales de bebé, pero habrían involucrado también a otros productos del negocio sanitario”.

Según consigna el diario, ambas empresas no quisieron hacer comentarios respecto a esta nueva colusión que afecta al mercado nacional, lo cual habría ocurrido en 2009 y cuyos hechos no han derivado en una denuncia.

Según CMPC, dichas prácticas habrían comenzado el año 2002 y que si bien desconoce “la fecha exacta en que estas conductas se habrían terminado”, agrega que de acuerdo a los antecedentes aportados, los contactos entre ejecutivos habrían finalizado en 2009. “Conforme con los antecedentes aportados a este proceso, ejecutivos de Kimberly Clark y Tissue habrían acordado subir precios de productos sanitarios”, dice el documento.

De acuerdo al informe, se habrían hecho reuniones entre los ejecutivos de ambas compañías en distintos hoteles, siendo la primera una efectuada en el ex Hotel Carrera el 2002 y a la que habrían asistido el ex gerente general de Kimberly Clark Chile, Gonzalo Eguiguren, y el entonces gerente general de CMPC Tissue para Chile, Eduardo Serrano, ocasión en que en “en ese almuerzo se habría acordado mantener conversaciones para competir ‘sin destruir los niveles de precio’”.

Además, se agrega que posteriormente se concretaron “una o más” citas de coordinación específicas en las que “habría participado Gonzalo Eguiguren por Kimberly Clark y Cecilia Häberle y Eduardo Serrano por Tissue (CMPC)”, las cuales habrían tenido por objetivo acordar el alza de precios y posicionamientos de precios relativos.

El informe también contempla que los ejecutivos habrían sostenido otras reuniones y conversaciones telefónicas en las que una vez más se habrían acordado posicionamientos de precios y alzas.

También habrían participado en estos encuentros otras personas como “Sebastián Buzeta y Carolina Valdivieso por Kimberly Clark, y Cristián Rubio y Felipe Alamos por Tissue”.

Según señala el documentos, los encuentros y conversaciones efectuados en noviembre y diciembre de 2006 se habrían acordado que para el “segmento premium de pañales existiría un posicionamiento relativo de las marcas Babysec de Tissue por debajo en un 4% respecto de la marca Huggies de Kimberly Clark”.

La autodenuncia de la CMPC ante la FNE también menciona otra reunión, hecha el 2008 o 2009, la que estuvo marcada por una “guerra de precios” entre ambas firmas, donde los ejecutivos “de Tissue y de Kimberly Clark, Rafael Schmidt y Tomás Izcue” sostuvieron un encuentro en un café “en el Parque Arauco o en el Alto Las Condes” para poner fin a dicha guerra.

En ese contexto, el ejecutivo de CMPC habría dicho a su par de Kimberly Clark que tenía “un posicionamiento de las marcas definido en relación con Kimberly Clark, y que lo iban a buscar mantener, aunque ellos bajaran los precios”, donde la respuesta del representante de Kimberly Clark habría sido que al bajar los precios “no hacían más que reaccionar a la agresividad de Tissue”.

La denuncia hecha por la Papelera menciona que los acuerdos con Kimberly Clarkhabrían sido esporádicos, en un ambiente general de competencia y fuertes variaciones en las participaciones de mercado”.

En ese sentido, el documento señala que entre el año 2000 y 2014 su participación de mercado pasó de 0% a cerca de 30%, a costa de Kimberly Clark y Procter & Gamble.

Sin embargo, en esta última empresa, la CMPC indica que en su investigación no se encontró evidencia de acuerdos entre ambas, pero que habrían existido “intentos puntuales por parte de Felipe Alamos de contactar a sus ejecutivos y también intercambios de información, a través de terceros, relativa a las alzas de precios”.

Este nuevo caso de colusión viene a remover nuevamente a los consumidores, quienes ya se vieron afectados por un caso de acuerdo en los precios del papel confort y cuyo caso está en la fase final en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y en la que junto a la mesa de trabajo entre CMPC, el Sernac y organizaciones de consumidores se están revisaando informes para eventuales compensaciones.

La reacción de los consumidores, además de rechazar y criticar el actuar del empresariado chileno, fue la de no comprar las marcas de papel higiénico coludidas y adquirir aquellos que pertenecen a empresas más pequeñas y que no tienen una fuerte representación en el mercado, a lo que se sumó una fuerte campaña a través de las redes sociales.

Por tanto, es de esperar que ahora las redes sociales estallen nuevamente por este nuevo caso de colusión y se produzca el rechazo de los consumidores a esta práctica que, al parecer, está siendo algo normal dentro de las grandes empresas que tienen un amplio porcentaje de participación en el mercado.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí