Presidenta Bachelet recibe informe anual del Instituto Nacional de DD.HH.

0
214

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto los presidentes del Senado, Ricardo Lagos Weber y de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade; y el ministro de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, recibió este lunes el Informe anual del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), de manos de su director, Branislav Marelic.

En su discurso, la gobernante destacó que “tanto a nivel internacional como en nuestro país, se han dado pasos importantísimos para avanzar hacia el reconocimiento y protección plena de los derechos fundamentales de hombres y mujeres, de niños, niñas y jóvenes. Pero en este avance, tenemos que acelerar la marcha y no podemos cerrar los ojos ante los desafíos pendientes ni ante las nuevas demandas de una sociedad más consciente de sus derechos”.

La Jefa de Estado valoró el trabajo realizado por el INDH, subrayando que “el informe que hoy estamos recibiendo, y que año a año elabora el Instituto Nacional de Derechos Humanos, cumple justamente esa función, la de mostrarnos, con rigor, dónde existen fallas y los espacios para mejorar”.

El documento recomienda ratificar tratados internacionales de derechos humanos pendientes; promover una cultura democrática y de derechos humanos; garantizar el ejercicio de derechos en condiciones de igualdad en todo el territorio; resguardar que la ciudadanía incida en la toma de decisiones públicas; incorporar una perspectiva de derechos humanos e interculturalidad en la acción del Estado; robustecer la institucionalidad en derechos humanos; que existan pensiones dignas; y garantizar un trato justo y humano a los inmigrantes, entre otras.

La Mandataria señaló que este informe “nos demanda estar preparados para ajustar nuestros marcos normativos, nuestras instituciones y políticas a los requerimientos de una historia en movimiento” y a “prevenir los abusos y garantizar el respeto efectivo de los derechos de todas y todos”.

En esta línea, asumió que aún hay desafíos pendientes, indicando que “con dolor y vergüenza, es que hemos visto en ocasiones que las instituciones chilenas no han estado a la altura, como ocurrió con los niños vulnerados ¿no es verdad?, y como ocurrió también con Lorenza Cayuhan, quien denunciara una situación humillante en el proceso de su parto. Esta denuncia, hemos pedido que sea investigada en profundidad, que toda la verdad sea develada, porque tenemos la obligación –legal, pero principalmente ética- de asegurar que nadie sufra situaciones humillantes o vejatorias, y de identificar y sancionar a los responsables”.

Respecto a este caso, informó que “he instruido a la subsecretaria de Derechos Humanos que se elabore un nuevo Reglamento Penitenciario, con enfoque de derechos humanos, para que se trate con dignidad no sólo a las mujeres, sino a todas las personas que están privadas de libertad”.

Por otra parte, la Presidenta Bachelet destacó los avances impulsados por el Gobierno en la materia, como la Subsecretaría de Derechos Humanos, la cual alojará el Comité Interministerial de Derechos Humanos, encargado de proponer la Política Nacional en el área, y que a contar de su constitución acogerá el Programa de Derechos Humanos que hoy se asienta en el Ministerio del Interior; la promulgación de la Ley que tipifica delitos de tortura y de tratos crueles, inhumanos y degradantes; y la presentación del proyecto de ley que declara imprescriptible e inamnistiable los delitos de lesa humanidad, el genocidio y los crímenes de guerra, del que crea el Proyecto de Defensor de la Niñez y la Subsecretaria y el sistema de protección de los niños, entre otros.

Asimismo, anunció que se está trabajando para presentar en los próximos meses el proyecto de ley que crea el Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura, que estará alojado en el Instituto Nacional de Derechos Humanos.

La Jefa de Estado reafirmó, además, “la voluntad de mi Gobierno de enviar un Proyecto de Ley sobre Migración, que ponga al día nuestra normativa y que se haga cargo de la actual realidad migratoria, en las próximas semanas”. Y argumentó que “hoy más que nunca, cuando observamos con preocupación el resurgimiento de discursos nacionalistas simplistas y xenófobos, debemos renovar y fortalecer aquella visión compartida de la que nos hablaba Santa Cruz, ese respeto irrestricto de los derechos que todo ser humano posee, independientemente de su género, pertenencia, procedencia o condición social, en sintonía con los deberes que todos tenemos para construir una convivencia armónica y respetuosa de los bienes comunes”.

Finalmente, enfatizó que “hacernos parte del compromiso con los derechos de cada persona, sin excepción, es no sólo un compromiso con nuestro presente, sino una responsabilidad con el futuro de Chile, con el proyecto de progreso en el que creemos y con nuestra idea de humanismo y de humanidad”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí