Crece Interés por Vivir en Barrios con Lagunas en el Norte de Santiago

0
379

La tendencia de incorporar grandes lagunas como medio recreativo, estético y visual en los nuevos desarrollos inmobiliarios de primera vivienda se ha ido acentuando en los últimos años en nuestro país, respondiendo al creciente interés por vivir en estos barrios náuticos.
Megaproyectos de la zona norte de la capital han marcado la pauta sumando este amenity para atraer residentes. Fue Piedra Roja, proyecto residencial ubicado en Chicureo y vinculado a Inmobiliaria Manquehue, el que innovó hace más de una década en el mercado inmobiliario de primera vivienda, con el desarrollo de la laguna de 80 mil mts2 donde se pueden practicar deportes náuticos, en el que hoy viven más de 3 mil familias.

Según Cristián Cominetti, gerente general de Piedra Roja, “La laguna de conservación natural que construimos con la asesoría de Edaw, prestigiosa compañía norteamericana de arquitectura y paisajismo, -y de los urbanistas locales Schmidt y Valdés, ha permitido que el barrio se haya ido consolidando, y que los proyectos hayan tenido un nivel de venta dinámico en los últimos 10 años. Además por ser un espacio biótico que incorpora diversas especies de peces y plantas, representa menos de la quinta parte del costo de mantener la misma superficie de áreas verdes”.

centro-comercial-laguna-piedra-roja

Hoy convive allí variada flora adaptada al lugar junto a patos y queltehues, en medio de miradores, senderos para caminatas y ciclovías que conectan con las terrazas gastronómicas y un centro comercial que le dan vida y permiten disfrutarla durante todo el año. Asimismo cuenta con un Club Náutico que ofrece la posibilidad de practicar diversos deportes acuáticos, ideal para disfrutar de la vida outdoor y de la navegación, a pasos del hogar.
Por otro lado, está la laguna Santa Elena de Chicureo, laguna artificial 1.2 hectáreas, que se creó en el año 2007. Hoy está completamente consolidada como parte del ecosistema del valle, por lo que cuenta con una importante cantidad de especies de aves y flora endémica, entregando gran biodiversidad a la zona.

Según Diego Croquevielle, gerente general de proyecto Santa Elena de Chicureo, “Desde los inicios del proyecto Santa Elena, nos interesó generar esta laguna, porque ofrece beneficios estéticos y prácticos, que tienen directa relación con el entorno natural donde estamos ubicados y que, sin lugar a dudas, queremos preservar.

Desde el punto de vista estético, es un elemento paisajístico de gran valor, aportando un sello característico al proyecto. Además, tiene un valor recreativo, porque se puede navegar en kayak y usar embarcaciones radiocontroladas.

Desde el punto de vista práctico, proporciona un riego de calidad a un costo efectivo y en períodos de invierno, ayuda a regular las aguas lluvias”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí