El escándalo que sacude al Banco Santander: Ahora aparecen más de 500 sociedades en el paraíso fiscal de Bahamas

0
378

Un nuevo escándalo financiero sacude al Banco Santander de España con fuerte presencia en Latianomérica. Esta vez se revela que ayudó a crear más de 500 sociedades en el paraíso fiscal de Bahamas en los últimos 15 años, según se desprende de un informe de los Panamá Leaks denominado “Bahamas Leaks”, revelan los diarios El Mundo y Página12, respectivamente.

En junio pasado las oficinas centrales del Santander fueron allanadas por otro escándalo financiero vinculado a blanqueo de capitales a través del suizo HSBC:Allanan Casa Matriz en investigación por blanqueo…

“El banco español figura, a través de filiales, entre las entidades financieras protagonistas en los llamados ‘Bahamas Leaks’ al aparecer como agente activo de domiciliación de empresas en una base de datos con más de 1,3 millones de documentos del registro mercantil de Bahamas publicada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung”, señala El Mundo.

En total, según el diario argentino Página 12 que participa en la investigación, el Santander ha ayudado a crear 560 sociedades en Bahamas entre 1990 y 2015 a través del Santander Bank&Trust. No sólo actúa como agente. Además, en la base de datos aparece una decena de participaciones por el banco español con domicilio en Bahamas, tanto recientes como en la etapa de cuando tenía la denominación de Santander Central Hispano.

En concreto, se trata de Inversiones Santander Bahamas Limited (creada en 1992) Santander Central Hispano Asset Management (1990) Santander Investment Limited (1994), Santander Braizilian Investment Fund, (1995), Santander Fixed Income Fund (1996), Santander Properties Limited (1997), Santander Investments Limited (1997) Santander Investments Group (1999) o Holbah Santander, ésta última registrada el pasado 9 de noviembre de 2015.

Un portavoz oficial del Santander ha asegurado a El Mundo que “realizar actividad bancaria en Bahamas es legal”, ya que “no está incluido en la lista de paraísos fiscales de la OCDE”. Puntualiza también que, en la actualidad, “es política del banco no asesorar a los clientes sobre estructuras de optimización fiscal” y que “todos los clientes de banca privada internacional del Santander han aceptado en sus contratos una serie de términos y condiciones, entre los que se incluyen cláusulas confirmando sus responsabilidades fiscales”. La práctica del banco, según este portavoz, consiste en “facilitar un informe anual con los datos necesarios para la realización de sus declaraciones fiscales”.

La actividad del Santander en los llamados “paraísos fiscales” no es una excepción. Los principales bancos del mundo han sido activos en Bahamas, que, aunque aún no está cumpliendo con todos los requisitos, según la OCDE, dejó de ser oficialmente paraíso fiscal para la Hacienda española y de otros países en 2011. El banzo suizo UBS es el líder al actuar como agente de domiciliación de 9.717 sociedades a través de sus subsidiaria UBS Trustees (Bahamas) Limited. Crédit Suisse aparece con 9.500 sociedades y el estadounidense JP Morgan, con 1.617.

El HSBC o el francés BNP también han sido muy activos en las últimas de décadas en el paraíso caribeño facilitando la creación de centenares de sociedades. El Confidencial y La Sexta publican en España los documentos de esta investigación internacional impulsada por el Consorcio y el diario alemán. Sostienen que el grueso de las sociedades creadas por el Santander no han sido aún disueltas, aunque el citado portavoz del banco asegura que, aunque no es un política hacer comentarios sobre clientes, de las empresas que se mantienen activas de las facilitadas por el Consorcio solo una es cliente del banco actualmente y no es española.

Ambos medios han publicado que entre las personalidades vinculadas a sociedades en Bahamas se encuentra la ex comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, que aparece en una empresa en el paraíso fiscal en los años en los que velaba por el juego limpio empresarial en la Unión Europea desde su cargo en Bruselas. La responsable de Oxfam Internacional Winnie Byanyima ha afirmado en Nueva York que “la última investigación del ICIJ sobre el fraude fiscal en las Bahamas pone de relieve una vez más lo comunes que son estas prácticas y lo aceptadas que están entre muchos de nuestros líderes políticos y de las personas más poderosas del mundo de los negocios”.

“Se estima que la evasión de impuestos de las compañías multinacionales cuesta a los países en todo el mundo hasta 240.000 millones de dólares al año. Este abuso supone la pérdida de unos 170 millones de dólares anuales para los países más pobres”, ha declarado. A su juicio, “la evasión de impuestos es una cuestión de derechos humanos. Estas prácticas ocasionan daños irrevocables en la sociedad y disminuye la mejora de las condiciones de vida de millones de personas en todo el mundo. El fraude fiscal tiene que parar, y hacerlo sin condiciones. Por este motivo Oxfam reclama en la Asamblea General de las Naciones Unidas la reforma del actual sistema fiscal, que está claramente roto”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí