Hombre australiano despierta del coma hablando un perfecto mandarín

0
693

Tras sufrir un accidente de auto la vida de Ben cambió para siempre, luego de una semana en coma,despertó hablando perfecto mandarín y sin poder expresarse nuevamente en su lengua materna.

“Recuerdo esa mañana, desayunando en la cama pero, aparte de eso, no recuerdo nada más”, le contó a la BBC.

Laberinto cerebral

El joven de 24 años, había estudiado este idioma en la escuela, pero nunca lo llegó a hablar con fluidez, luego del accidente no volvió a recordar cómo expresarse en inglés, su lengua materna.

Cómo el cerebro graba para siempre la lengua materna

El lugar exacto del cerebro donde se desarrolla nuestra capacidad para aprender idiomas todavía es un misterio, pero el área que normalmente se asocia con el lenguaje es el lóbulo frontal del hemisferio izquierdo, conocida como el área de Broca. De acuerdo con los científicos, si se producen ciertas lesiones, diferentes partes del cerebro humano pueden asumir la responsabilidad de otras.

160322131403_cerebro_624x415_thinkstock_nocredit

En algunos casos, como enfermedades o accidentes, el cerebro sufre una confusión que provoca daños inesperados, como es el caso del síndrome del idioma extranjero. Otro trastorno común, similar a este fenómeno, es el síndrome del acento extranjero, que hace que quienes lo sufren hablen su lengua natal con un acento completamente diferente al habitual.

El síndrome de acento extranjero: “Un día me levanté hablando como una francesa”

Aunque no sabemos exactamente qué pasó en el cerebro de Ben después del accidente, sí sabemos que estaba sentado en el lado izquierdo del auto cuando ocurrió. Y sufrió daños en el lado izquierdo de su cabeza, especialmente en el lóbulo frontal.

Ben había estudiado chino mandarín en la escuela, pero nunca fue capaz de hablarlo con fluidez. Al menos, antes del accidente.

Los expertos creen que lo que le sucedió a Ben pudo deberse a una lesión en el área de Broca.

Afasia bilingüe
La capacidad inconsciente de intercambiar idiomas de esa forma se conoce en neurolingüística como afasia bilingüe.

Y, quienes sufren la condición, a menudo se encuentran más cómodos expresándose en el segundo idioma.

El accidente de carro (en 2012) le arrebató a Ben la capacidad de hablar inglés pero, con el tiempo, la recuperó.

El hombre que sólo puede decir “sí” o “no”

En 2010, hubo un caso muy parecido de una joven croata de 13 años, que despertó de un coma hablando alemán, incapaz de recordar cómo expresarse en su croata natal. Al igual que Ben, había estudiado alemán en la escuela pero nunca lo llegó a hablar con fluidez.

Y en 2013 un hombre estadounidense, Michael Boatwright, se despertó hablando sueco.

“A veces esta situación me hace sentir triste y me enfurece. Pónganse en mi lugar y sabrán lo que es esta pesadilla”, dijo Boatwright (en sueco).

Por suerte para Ben, cuando se redujo su inflamación cerebral, recuperó su capacidad para hablar inglés.

Y esto podría haber supuesto el fin de su dominio del chino, pero no fue así. Ben mantuvo su nueva capacidad lingüística.

Por lo visto, el accidente de auto desbloqueó de forma permanente su capacidad de hablar con fluidez el segundo idioma. Y cambió su vida para siempre.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí