Confusión entre los diputados a raíz de la llamada “Cutufa” parlamentaria

0
263

Confusión y temor había entre los parlamentarios que fueron consultados por Infogate sobre “La Cutufa” parlamentaria. Todos ellos se refirieron al tema “en off” aludiendo que los salpicaría como si se tratara de un hecho de corrupción. ¿Estamos en presencia de una serie de hechos que puedan ser calificados como corrupción? Varios coincidieron en que hay poca claridad al respecto y, por lo tanto, sería temerario llegar a esa conclusión.

¿De qué se trata todo ésto? el fin del fondo solidario que tienen los parlamentarios desde 2008 para recibir una indemnización una vez que dejan la Cámara Baja. ¿Por qué? los parlamentarios de la UDI, RN, DC y PS expresaron su intención de dejar de cotizar en el fondo, evitando así posibles cuestionamientos.

Esto, luego que el sistema de recaudación fuese objetado por la auditoría de realizada por Ossandón & Ossandón durante el período diciembre de 2013 y junio de 2015. Específicamente, cuestionó que la Corporación recaudara mensualmente en una cuenta institucional $350.000 de cada diputado.

Cabe recordar que esta misma consultora creó además un registro de préstamos otorgados a diputados a partir del ejercicio contable de 2014 de la Corporación. Se trata de créditos que se entregan hasta en 28 cuotas y en condiciones que no consideran intereses ni reajustes.

El análisis fue entregado en agosto de 2015 y fue enviado a la comisión Revisora de Cuentas de la Cámara que preside el diputado DC José Miguel Ortiz. Este último, aparece como uno de los miembros del comité administrador de la llamada “Cutufa” -junto a Jorge Ulloa (UDI), Enrique Jaramillo (PPD), Germán Becker (RN) y Fidel Espinoza (PS)- que desde el 2015 administra los fondos a través de una cuenta privada. Esto se hacía a través de depósitos a plazos en un banco, el cual se encarga de enviar asesores financieros para analizar el estado de cuenta de casa diputado.

Fuentes cercanas a la Cámara Baja vinculan el mencionado sistema de ahorro con los préstamos detectados por la consultora externa Ossandón & Ossandón, que dio cuenta de la existencia de “debilidades significativas en el sistema de control interno, tales como no registro de obligaciones y servicios ejecutados en el periodo 2014 y registrados en el periodo 2015, depósito no contabilizado por M$ 574.798 y registro inadecuado de préstamos otorgados a diputados por parte de la Cámara de Diputados“.

De igual modo, estableció que “dentro de la revisión al control interno al 31 de diciembre de 2014 detectamos préstamos otorgados a un señor diputado en el período 2013 y además dos préstamos otorgados en el período 2014, los cuales son descontados en 28 cuotas sin ningún reajuste”. Este parlamentario concentra seis créditos, por la suma total de $44 millones.

En total son $104 millones los entregados a dos DC, un PPD, un RN, un UDI y un PS.

¿Quiénes eran?

En el informe de la consultora aparecen los nombres de los diputados: Jaime Pilowsky (DC), Claudio Arriagada, Marisol Turres (UDI), Cristián Campos (PPD), Jenny Álvarez (PS) y Diego Paulsen (RN).

Fue un pésimo negocio. Fue un gran negocio para los que se fueron“, aseguró el diputado del PS Fidel Espinoza a La Segunda. “Espero no haya una pirámide con esto“, dijo por su parte el DC Pablo Lorenzini, quien pidió explicaciones sobre la devolución de los montos.

Según la publicación, los parlamentarios con más años en ejercicio son los que más perderían por el cierre de este sistema. Solo recibirán el 40% de devolución de lo invertido y no hay claridad sobre qué pasará con el resto de sus ganancias.

La Bancada del PS pidió al diputado Fidel Espinoza que salga aclarar los hechos, por cuanto él es parte del comité administrador de los fondos solidarios.

Ahora surgen las preguntas: ¿Qué se hizo con la plata? ¿se usaba el dinero para otorgar préstamos al interior del Congreso? ¿Por qué a algunos se les descontó automáticamente sin avisarles? ¿Es legal todo esto?.

El máximo temor que existe entre los parlamentarios es que puedan asociar a este sistema de ahorros solidario con lo ocurrido con AC Inversions. Es decir, con un modelo parecido al sistema piramidal de estafas. De igual modo, están preocupados ante la posibilidad de que haya cierta ilegalidad al no estar controlada por ninguna superitendencia del sistema financiero, por cuanto sólo los bancos e instituciones financieras autorizadas pueden administrar los dineros de terceros.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí