Bussiness Intelligence: El problema de los silos de información

    0
    2007

    Año tras año los presupuestos de los departamentos de Tecnología en las empresas han ido incrementando los recursos destinados a Seguridad por una parte y a Tecnologías de Información por otro. El aumento de la inversión no asegura un retorno de la misma y es por esto que a continuación se describen un par de recomendaciones para mejorar la eficiencia y eficacia interna en cada empresa.

    La importancia de los datos internos se ha vuelto crucial para las empresas. El costo de almacenamiento de la información se ha reducido durante los últimos 20 años y nos encontramos en una situación en dónde se puede acceder a datos históricos con un nivel de detalle reducido.

    Sin embargo, esta explosión en el volumen de los datos almacenados genera más problemas de los que soluciona. La diversificación de las fuentes de información es muy distinta en los tiempos actuales. La cantidad de potenciales variables a explorar pasan a veces de decenas a cientos y a miles, y en algunos casos a cientos de miles cuando hablamos de investigación.

    Esto ha generado una creciente oferta de herramientas para exploración y análisis de grandes volúmenes de datos. Así mismo nuevas técnicas de procesamiento masivo son incorporadas como práctica habitual en los departamentos de tecnologías. Esta ola de nuevas tecnologías no parece disminuir y se espera siga creciendo en los próximos años.

    Similar a lo que condiciona los éxitos de proyectos de Data Warehousing y Business Intelligence, las implementaciones dependen en gran parte del apoyo ejecutivo que reciben y el involucramiento de las áreas de negocio. Un factor clave es la capacidad de los analistas técnicos que trabajan con los sistemas de identificar necesidades de negocio y poder resolverlas a con el uso de las tecnologías. Este factor clave de empatía con las necesidades de negocio es una habilidad, aún, escasa pero muy efectiva.

    Uno de los principales problemas actuales al interior de las organizaciones son los silos de datos. Este problema es tan antiguo como los sistemas de información. Imagina los silos, centros de acopio, para almacenar granos en agricultura; un silo de datos es mismo concepto pero en su interior se guardan datos, y el problema es que cada área interna de una empresa tiene su propio silo. Esto genera ineficiencias y problemas de comunicación internos impactando en el rendimiento y efectividad para tomar decisiones y por ende gestionar el negocio. Si bien en el principio de los sistemas de información se podía justificar por motivos de acceso y capacidades de proceso, hoy en día ya lo es más. La recomendación es: una sola fuente de información para toda la organización.

    La segunda recomendación es estandarizar el lenguaje interno de la organización, es decir, debiera existir una sola definición para cada concepto utilizado por las personas en la empresa tanto en reuniones, informes, conversaciones como comunicados. Esto habilita a las instituciones a ser más ágiles en el manejo de información, mejorar la comunicación interna y un mejoramiento de la eficiencia.

    El aumento en la inversión no asegura que ésta tendrá un retorno en el corto o mediano plazo pero un mejoramiento de los procesos internos sí lo puede hacer: primero unificar la fuente de datos e información para toda la compañía; y además unificar el lenguaje interno permitiendo a cada persona entender y comunicar lo mismo.

    Publicidad