Confortgate: Las confesiones de los ejecutivos implicados

0
654

Jorge Morel, el ex gerente general de CMPC Tissue, en su declaración indicó que “para mí era algo desagradable esta cuestión, porque es como una bola de nieve que va creciendo y ya uno no sabe cómo reventarla. ¿Me entiende?”. De esta forma describió su estado de ánimo cuando la colusión con Pisa (hoy SCA) estaba llegando a su fin y el directorio de la papelera ya sospechaba y le hacía preguntas sobre un posible acuerdo que afectara la libre competencia.

Su declaración, del 17 de junio de 2015, y la de otros ejecutivos de ambas firmas, fue liberada este jueves por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y en ellas aparecen detalles inéditos de cómo se formó, operó y llegó a su fin el cartel en el mercado del papel tissue.

La declaración de Morel, de 108 páginas, es una pieza clave del puzzle que armó la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en este caso, pues fue él quien, junto a Gabriel Ruiz-Tagle, según la acusación del persecutor económico y el mismo testimonio de Morel, inició el acuerdo colusorio.

“El tema para mí era súper desagradable, porque desde siempre supe que era alguna ilegalidad juntarse, pero en el año 2002, 2003 era casi como ‘ya sí, pero no pasa nada’”, relató Morel a tres funcionarios de la FNE. “Pero a medida que fue pasando el tiempo, y sobre todo con lo de FASA, chuta, cuando leía lo de FASA decía ‘uy las consecuencias que puede tener esto, qué atroz’”, dijo.

La génesis

En su testimonio Morel declaró que tras la guerra de precios que vivió CMPC Tissue con Pisa a inicios de  2000, recibió un llamado de Ruiz-Tagle, quien, según Morel, le dijo: “Oye, la empresa mía no puede continuar con estos precios”. De acuerdo a la declaración del ejecutivo de CMPC, para ellos esa no era una buena noticia, pues “todos los ojos iban a estar ahí”, la Papelera lo hizo quebrar’. Era obvio, porque éramos muy grandes”.

Según el testimonio, cuando Morel decide juntarse con Ruiz-Tagle en el Club Las Brisas de Chicureo. “Lo primero que hago es aclararle ‘oye no queremos, no está la intención de la compañía quebrarte (…) nosotros lo único que queremos es no seguir perdiendo mercado y punto”.

En esas dos reuniones Morel y Ruiz Tagle acordaron, según la declaración del primero, repartirse el mercado. “En esos almuerzos acordamos intentar volver a las participaciones de mercado del negocio anteriores a la guerra de precios y que eran de 76% para nosotros y 24% para ellos, sin considerar a Kimberly Clark, u otros pequeños”.

Morel aclara que su temor era perder mercado y caer en resultados financieros, tras la guerra de precios con Pisa.

El ex ejecutivo contó a la FNE cómo operó al inicio del acuerdo colusiorio: “Nosotros íbamos a subir los precios y Pisa rápidamente nos iba a seguir, colocándose a un nivel de precios por debajo, pero cercano al nuestro. Además acordamos seguir reuniéndonos”.

En esa línea, agregó que “para medir las participaciones de mercado utilizaríamos la información que entregaba Nielsen (…) Luego de esto, realizamos 4 o 5 reuniones de implementación en la bomba de bomberos de Los Dominicos”.

Directorio CMPC… nada que ver.

En sus declaraciones el ex ejecutivo de la papelera desligó en todo momento al directorio del acuerdo, asegurando que éste no tenía conocimientos de los hechos. “No, no supieron y no supieron porque yo sabía que era delicado el tema. Entonces nadie me preguntó”, señaló en relación al encuentro que sostuvo en el restaurante Las Brisas de Chicureo con Ruiz-Tagle.

Presiones

“Cada vez que Pisa hacía alguna maniobra que nos hacía perder participación, porque habían unos altos y bajos…  nosotros reaccionábamos súper fuerte, o sea, nada de ambiente de amistad.

Frente a ello la FNE le pregunta si tal reacción era un castigo, y su respuesta fue: “Pero claro, promociones y no. Entonces este equilibrio, en promedio no era una taza de leche…”

 

La versión de SCA

En tanto, los documentos liberados por el TDLC también incluyeron declaraciones de ejecutivos de SCA donde, a su juicio, acusaban presiones por parte de CMPC a la hora de fijar precios y la participación de mercado de ambas compañías.

“El riesgo de que CMPC, como veíamos en algunos casos, reaccionara, y nos sacara del mercado, nos quitara gran parte de participación era fuerte. Y con eso hubo que cambiar un poco las estrategias, los cambios de mix, etc.”, asegura el testimonio de uno de los interrogados.

Otro ejecutivo habla de primera reunión que tuvo con CMPC en México. Indica que no fue presionado directamente, pero que hubo un tono incómodo en la conversación.

“Salí de esa reunión con una sensación muy clara que nos entregaron un mensaje, que era ‘no piensen que pueden venir a Chile y tomar este mercado’. No lo dijeron de esa manera exacta, no sé cuáles fueron las palabras, pero para mí fue bastante claro que querían enviarnos el mensaje que… ‘son bienvenidos en Chile pero no piensen, no sean muy ambiciosos aquí, porque este es nuestro territorio’ o algo en ese sentido”, declaró a la FNE.

El mismo ejecutivo relató que luego de la reunión en México, los encuentros entre los ejecutivos de ambas firmas se realizaron en la matriz de la Papelera del grupo Matte.

Otro ejecutivo de SCA detalló  otra amenaza, que según su testimonio, habría venido desde CMPC. Se refiere a que la Papelera no le importaba “sacrificar” el negocio del tissue. “Así que si no hacemos esto y Kimberly crece, se acabó el tema”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí