Genaro Arriagada: “Se terminó el festival de la promiscuidad entre la política y el dinero”

0
281

En su edición de este sábado, La Tercera publica una entrevista al ex ministro DC, Genaro Arriagada, en la que destacan las proyecciones para el año político que se está iniciando, aunque estemos en febrero y su primera reflexión es tajante: “Se terminó el festival de la promiscuidad entre la política y el dinero”.

Arriagada entra de lleno al debate presidencial y sostiene que: “Creo que uno de los grandes avances del año que pasó es que el escenario presidencial se ha ido decantando. En la derecha, todo indica que la alternativa será Piñera u Ossandón. La UDI está demasiada castigada como para levantar a alguien. En la Concertación-Nueva Mayoría han desaparecido Andrés Velasco y Marco Enríquez-Ominami. En esas condiciones la lucha está en no más de cuatro. Una candidatura que podría levantar la DC -¿Jorge Burgos?; ¿Ignacio Walker?-, y en el mundo de la izquierda hay tres: Ricardo Lagos, José Miguel Insulza e Isabel Allende… Hoy, como nunca antes, las encuestas no muestran a alguien que tenga una ventaja indubitada. Pero eso puede cambiar durante este año 2016, y que al término de las municipales tengamos a alguien que aparezca con esa distinción”.

Al ser consultado sobre el expresidente Ricardo Lagos, el que fuera su jefe de campaña en 1999 dice: “pero no cabe duda que Lagos es una personalidad formidable. Da una imagen de solidez republicana; de seriedad; de carácter para imponerse sobre los partidos y disciplinar la coalición. Su edad no es un problema sino también una fuerza… Y esta apreciación no es sólo mía; creo que hay vastos sectores incluso en la derecha que lo ven de esa manera y que les inspira confianza, no por sus ideas, sino por su carácter”.

Consultado sobre la posibilidad de que la DC tenga alguna chance presidencial, sostiene: “Teóricamente es posible. Los socialistas, con menos votos, en el 2006 impusieron a Bachelet, trabajando todos ellos unidos para ella (en 2013, en cambio, ella se impuso por sí sola a caballo de su incontenible carisma). Pero en la práctica para la DC la próxima presidencial parece difícil: hay problemas de liderazgos no resueltos, de falta de unidad y eso es fatal. No veo a los actuales grandes líderes de la DC, conviniendo en la próxima Junta Nacional, un pacto para decir vamos a potenciar uno de estos dos nombres y vamos a estar todos detrás del que elijamos. Si hubiera unidad y un gran pacto interno los DC podrían dar una gran lucha”.

Pero Genaro advierte: “Hablando no a partir de mis gustos o disgustos, estoy convencido que si la plataforma de la actual Nueva Mayoría va a ser un gobierno claramente de izquierda, va a ser derrotada. Si, en cambio, redefine un proyecto de centroizquierda, moderno, de cambios bien hechos, sus posibilidades de continuar gobernando son muy altas. Y eso supone un rol importante para la DC”.

Y sobre el PC, cuestión que ha motivado una “paz a regañadientes” luego de una andanada de declaraciones y contradeclaraciones, Arriagada pone una nota de sabia cordura: “Voy a decir algo que para algunos en mi sector no es políticamente correcto, pero creo que el principal problema de la actual coalición no es el Partido Comunista. Es otro. Es cierto populismo irreflexivo, el desorden de los partidos que alienta las agendas personales, la lucha de todos contra todos en los más variados ‘mercados’: alcaldías, diputaciones, senadurías, direcciones de los partidos, la lucha sin límite por los espacios en los medios de comunicación. Este desorden es autodestructivo y no imputable al PC, aunque éste también contribuye, pero no es ni el principal ni el único”.

Y sobre la Presidenta Bachelet recalca que: “Ella es percibida como una mujer honesta, un buen ser humano. Hay ciertos sectores que desarrollan contra ella una campaña feroz, implacable, sin darse cuenta que eso recompone, en torno de ella, lazos de afecto”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí