Eyzaguirre y agenda de probidad: “La clase política entendió que o reaccionábamos o nos hundíamos todos”

0
379

El ministro secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, comentó en entrevista con La Tercera cómo fue la tramitación de la agenda de probidad y las diferencias entre la DC y el PC en torno a la Reforma Laboral. Una especie de balance antes de tomarse sus vacaciones.

Sobre lo primero, sostuvo: “Cualquier observador internacional le dirá que en términos de las reglas de la política, la transparencia y el financiamiento lo que hubo fue un cambio enorme. Y lo hicimos en meses… Tanto por lo profundas que son las reformas, por la complejidad que cada uno de esos temas tiene y, no menos importante, porque quienes estaban legislando sobre esto son los mismos que serán afectados”.

“Ellos estaban autorregulando aquellas disposiciones que -mal que mal- pueden influir en que sean reelectos o no, entonces no era algo fácil. Tengo que reconocer que hubo generosidad”, destacó el secretario de Estado.
Consultado por si la clase política tomó conciencia de su crisis de legitimidad?, Eyzaguirre contestó: “Creo que sí y es en ese sentido que estoy hablando de generosidad. Hubo toma de conciencia respecto de que si no se autoimponían límites, la credibilidad no se iba a recuperar nunca. Lo que prevaleció fue la conciencia de que habíamos llegado a un punto de que o reaccionábamos o nos hundíamos todos”.

Sobre los cuestionamientos cruzados entre la DC y el PC, el titular de la Segpres dijo que más que “preocuparlo” lo “ocupa”.

“La Nueva Mayoría no es la Concertación. El PC y el MAS representan una sensibilidad de izquierda en que las diferencias se amplían y, por tanto, las dificultades para lograr acuerdos se expanden. Yo ya pasé los 60 años, era muy joven, inquieto y metete cuando sucedieron los últimos años de la Unidad Popular y los primeros años de Pinochet, y las diferencias de visiones que había entre un lado y el otro eran siderales. Hoy día en la reforma laboral no se están discutiendo dos visiones distintas del mundo, estamos en la sintonía fina de cuánto fortalecer los sindicatos, de si deben o no los miembros afiliados al sindicato gozar de la extensión de beneficios, si se afilian ahora o en un tiempo más… o sea, estamos hablando de cuestiones en el margen”, sentenció la autoridad de gobierno.
Ante la pregunta de si existió presión parlamentario para que no se eliminara los aportes anónimos para campañas políticas, Eyzaguirre respondió: “Los aportes reservados que podían llegar hasta el cien por ciento del gasto de la campaña se eliminaron. Y no tenían límite en términos de su monto total. O sea, cien por ciento de la campaña se podía financiar con aportes reservados. Hoy día son cero. La campaña anterior, además, tenía aportes propios que no tenían límite. Podía llegar hasta el 100% de aportes propios y nadie le exigía demostrar si tenía el patrimonio para poder hacerlo. Por tanto, era un boquete de filtración de aportes de terceros. Bastaba con que le depositaran en su cuenta corriente y usted lo justificaba como aporte propio y nadie le preguntaba de dónde sacó la plata. Hoy día los aportes propios están limitados al 25% del tope de gastos y tiene que demostrar que tiene espalda para hacerlo”.

“Por tanto, de 100% de aporte reservado, a cero. De aportes propios sin límites y sin trazabilidad a sólo 25%, y demostrables. Lo que quedó son aportes menores en monto, sin publicidad que, por lo demás, son característicos de todas las democracias occidentales. Y, además, el Servel conocerá la identidad del aportante y el candidato va a tener que aceptarlo y eso conlleva un cierto reconocimiento. ¿Por qué el gobierno dijo que no vamos a aceptar aportes anónimos hoy día llamados menores sin publicidad? No había una decisión absoluta, pero dada la situación que se vivía, se prefirió no incorporarlos a la ley inicial. Pero comenzaron a surgir peticiones de distintos sectores en el sentido de que esto era parte habitual de la legislación internacional: Ciudadano Inteligente, Chile 21, la Comisión Engel, en voto dividido, pero con el apoyo de Eduardo Engel, que dijo que les parecía una cuestión plausible y el gobierno se abrió a esta posibilidad”, concluyó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí